martes, 9 de diciembre de 2008

La reja (Parental Advisory - Explicit Content)

Desde que tengo memoria el pasado fue un enigma para mí. Siempre me costó aceptar que 2000, 500 o 100 años atrás los seres humanos eran iguales a nosotros (intelectualmente hablando). La realidad es que lo somos. Si me apuran, hasta soy capaz de decir que hoy somos peores que hace 100 años. Lo que no podemos negar es que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados. Esa evolución, en ciertos aspectos, ha colaborado con la involución del hombre.

Hoy por hoy internet nos permite estar más conectados que nunca, sin embargo, más que conectarnos nos aleja. Todo lo que necesitamos saber lo buscamos en Internet, si no está en Internet, simplemente, es porque no existe. Hoy si necesitamos contactarnos con un amigo lo buscamos en el Messenger, en el Facebook o le mandamos un mail.

Hace no muchos años, cuando Internet era, al menos en argentina, un lujo que unos pocos podían darse, las cosas eran distintas; muy distintas. Que decir de hace 100 años, cuando el lujo era el teléfono. La gente se juntaba y punto. Es decir, hace 100 años, la gente estaba mucho más “conectada” que hoy en día. La cantidad no hace la calidad.

Ayer, como la mayoría de los feriados que no me voy a ningún lado, me puse a ordenar mis cosas y encontré un papel doblado en ocho pliegues. Escrito por mi, con mi letra de hace 10 años (la nota está fechada al dorso el 17/11/1998), había una especie de poema cuyo título es “La reja Florida”.

Recuerdo que lo copié mientras trabajaba en la fábrica. Jorge, un compañero, me lo había dictado durante un almuerzo. — Es una letra de tango –me había dicho-. Recuerdo que le pregunté si lo tenía en audio y su respuesta fue que no, que debido a su “alto contenido erótico” jamás había sido grabado. — Es más –me dijo- yo nunca lo escuché cantado por nadie.

Cuando le pregunté cómo era posible que lo recordara dijo que “lo había aprendido hace muchos años del boca en boca” (porque en ese entonces la gente se juntaba). Ayer volví a leerlo después de muchos años y me pareció igual de bueno. Horas más tarde quiso la casualidad que leyendo un ensayo sobre el Tango y la Sexualidad descubriera que en realidad “La reja florida” fue escrita por Ángel Villodo, el mismo que escribió “El choclo”, y que su título no es “La reja Florida”, sino simplemente “la reja”.

Inmediatamente volví a la computadora a buscar la letra de “la reja” y no la encontré en ningún buscador. Decidí subirla por dos razones. Por un lado me parecía una lástima que se perdiera en el olvido. La otra razón y posiblemente la más importante, al menos para mí, es que esta letra fue escrita a hace aproximadamente 100 años. Y como tendrán la oportunidad de descubrir quienes quieran seguir leyendo, el cartelito de PARENTAL ADVISORY “EXPLICIT CONTENT” impuesto en 1985, pudo haber sido usado 100 años atrás. Súmenlo a la lista de inventos argentinos.

Advertencia: si sos menor de edad no deberías leer lo que sigue, si de todos modos querés hacerlo no me puedo oponer. Lo que no tenés permitido es decirle a tu abuelo cuando critique las letras de hoy en día:

viejo de mierda, cerrá el ocote que las de tu época eran peores!

Sin más preámbulos:
Seguir Leyendo...

“La reja”
Un callejón, una reja
En infatigable acción
Se encontraba una pareja

Ella apoyada en la reja,
en posición pecadora,
le ofrecía tentadora
Su archipeluda cajeta

EL sacándole una teta
miró para todos lados
y al ver que no estaban mirados
sacó la pija con corte
que salió como un resorte
al abrirse la bragueta

Era un porongo fornido,
soberbio y descomunal.
¡qué bárbaro el animal,
qué quipote había tenido!

Y empezó a hablarle al oído
palabras muy amorosas:
abrí tus piernas preciosa,
entregame el tierno nido.

La mina trató de hablar:
¿Te habrás propuesto matarme?
pues yo no puedo tragarme
una garcha tan atroz.

Y él con un gesto feroz
y un poco de disimulo,
le metió un dedo en el culo
para cojerla mejor

La piba pedía pan
y pa´ bien dice el refrán
Que lo bueno dura poco.
Pues bajo la luz de un foco
un botón se vio asomar

Y la mina al palpitar
La maroma que venía
Le dijo al macho que hervía:
¡Querido sacá la pija!,
Sacala rápidamente.

Mirá que viene el agente
Y nos va a portar en fija.
Y el cana que era decente
Una vez que allí llegó
De esta manera engrano:

No me parece decente,
que jóvenes de su talle
anden cogiendo en la calle
cómo dos perros calientes.

Todo el barrio está indignado
Todos los días hay quejas
Pues se dice que en el reja
Se piroba de parado.

Y algunos despreocupados,
Que son los más asquerosos,
Después de coger gustosos
Dejan los forros colgados.

Ángel Villoldo
Acá les dejo una foto del manuscrito (No critiquen la ortografía)

12 comentarios:

  1. Hubiera querido centrar el texto de la letra, pero me rompía el html y quedaba un desastre.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó la delicadeza de avisar lo que seguía. Hay blogs que mezclan el No a la pornografía infantil con el kamasutra.Y me parece que es un despiole eso.

    Bien por el aviso.

    Ay Soneus, con respeto de su compañera, donde andarán los hombres como vos...

    Que la internet no nos conecta, lo tengo clarísimo. Prefiero los encuentros de antes.
    Buena semana!!

    PD: ¿dónde está el manuscrito?

    ResponderEliminar
  3. Ja, los hombres nunca escriben en cursiva. Aunque, al menos, ponías correctamente los signos de pregunta.

    El tango, excelente.

    ResponderEliminar
  4. Despues de leer sali corriendo a buscar una letra en internet que me cantaba mi viejo de chiquito pero no tuve suerte!!! una pena...muy bueno Soneus!!!donde quedará esa reja..
    Fer

    ResponderEliminar
  5. Que buen tango maestro! estoy tratando de sacarle el ritmo, pero esta dificil.
    Chan Chan

    ResponderEliminar
  6. Cecilia: creí que era un detalle necesario. En cuanto a tu segunda pregunta no sé a que te referís cuando decís hombres como yo. Los hombres como yo (en todas sus variantes)suelen encontrarse en: bares, discotecas (que feo término, reemplazalo por uno más conveniente) colectivos, universidades nacionales (no en privadas) en la cancha (el 90% de las veces en la popular). Cuando caminamos por la calle generalmente lo hacemos del lado del cordón y siempre por la del lado de la sombra. En el colectivo siempre nos sentamos en los últimos asientos. Solemos tener cara de pocos amigos. Usamos remeras oscuras, casi siempre con el nombre o el logo de una banda, yo por ejemplo tengo de: Alejandro Lerner, Elton Jhon, Carlos Vives, Maná, Franco de Vita y Eddie Sierra. Bueno espero que te sirvan esos datos.
    Al manuscrito llegas haciendo click sobre el "Acá" les dejo un manuscrito.

    Fer: No quiero ni imaginarme la letra de esa canción. Creo que la reja queda cerca del pasillo, a la vuelta de Lala.

    Alejo: me gustaría poder ayudarte, pero también para mí fue imposible. Después de darme por vencido la hice calzar justito pero en ritmo de Reggetón.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  7. ok, necesito un ordenador mental: varios temas conectados...
    a)- El preámbulo de tu relato: esta bueno, coincido de alguna forma, pero mi parte positiva por así decirlo entiende también que la internet en estos tiempos oficia de puente; para no dejar pasar gente, para encontrar un amor, para documentar acciones de acercamiento, por un lado, "ayuda" a los tímidos a decir y aporta en muchos casos también a la cobardía evitando enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Esta es mi opinión al tema. Otro si, gracias por el link, del Tango y la Sexualidad.
    b)- Lo que me transmite el preámbulo: intelectualiza o neutraliza el deseo, el sexo o el tema de la conexión...lo fuerte de lo que plasmarías después...es una mixtura rara..ja, ja, teniendo en cuenta lo antiguo del documento....
    c)- La letra de la canción: cuando la leí...quedé...impactada y me olvidé sinceramente del tema central de la conexión entre la gente, la internet, el tango, nuestros orígenes paganos, nuestra mezcla, bla,bla,...quedé en la letra de alto contenido erotico: a)-que forma de decir pija a la pija.., garcha a la garcha...y...jaaaa buenisimo, la verdad, primero fue chocante (esa soy yo) y (mi otro yo) dijo, dale, nena..que te ha pasado de pensar a la hora de amar..."te podrás tragar semejante garcha"...no? entonces, (mi tercer yo) dijo, esta bien..las cosas por su nombre... Así las cosas, internet en este caso ha cumplido su cometido....para mí ha oficiado de reja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Eddie Sierra!!! Mortal, que de recuerdos!!!
    Fue sólo un piropo, con todo respeto, y nada más.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Flori: yo tengo amigos que escriben en curisva.. yo dejé de hacerlo en 7mo grado, cuando la maestra dijo que si escribías en imprenta no tenías que poner los acentos!.

    Julia: a) creo que tenés razón y perdó el hilo. My mind is a river! (http://www.youtube.com/watch?v=aGmCbQ28tMo)
    b) El sexo es conección ayer y hoy
    c) Choca pero es así, cruda. Puede gustar o no pero es así.

    Cecilia: pensé que me preguntabas en serio. No creí lo contrario. Gracias por el pìropo.

    ResponderEliminar
  10. a)- Los preámbulos son expresiones de deseos y lo que viene después de ellos por lo general guardan relación, pero no siempre lógica..., justamente porque expresan deseos....uffff...muuuuchooo y complicado de plasmar de manera ordenada y lógica.
    b) y c) de acuerdo: internet, el sexo, choca...pero conectan...total!
    d) your mind is a river....let flow,

    ResponderEliminar
  11. Es posible que el boca a boca haya ido modificando los versos. La versión que yo conozco y de la que solo recuerdo por partes, era básicamente la misma pero comienza diciendo:
    Apoyados en la reja
    de un oscura callejón
    se encontraba una pareja
    en infatigable acción

    Ella apoyada en la reja
    en posición pecadora
    le ofrecía encantadora
    su archipeluda cajeta

    El, sacandole una teta
    miro para todos lados
    pa´ ver si era vigilado
    por miradas indiscretas

    saco luego la otra teta
    pelo la pija con corte
    que salio como resorte
    al desprender la bragueta

    También recuerdo que al final aparecía "el cana de recorrido" que al reconocer a la mina decía algo así como ".... la fulana xxx quien diría, o me hacen cojer a mi o van los dos a la comisaría.."

    ResponderEliminar
  12. ¿Quién en sus años de adolescencia temprana no oyó esta pieza de poesía erótica?
    Yo la recuerdo mas o menos así:
    Frente a una casa de rejas
    de un oscuro callejón,
    se encontraba una pareja
    en infatigable acción...
    Ella, en pose pecadora
    ofrecía tentadora
    su archipeluda cajeta,
    el, manoseándole una teta,
    sacó su pija, con corte,
    que saltó como un resorte
    al desprender su bragueta.
    Ya se la estaba clavando,
    y se sentía acabar
    mas, sin hacerse anunciar
    el "botón" de recorrida
    cortándole la cojida
    les empezó a reprochar:
    Es una vergüenza
    que jóvenes de su talle
    anden cojiendo en la calle
    como dos perros calientes,
    después, se queja la gente,
    porque la gente se queja
    que a menudo las perejas
    a poco de haber culeado
    dejan los forros colgados
    en las puntas de las rejas.

    ResponderEliminar

Si no tenés blog o página tenés dos opciones para comentar: podés hacerlo como Anónimo o seleccionar Nombre/URL y poner sólo tu nombre.